Olvidó su Contraseña?
Crear Cuenta
slide 3

IRONMAN 703 Pucón

Todo lo que necesitas saber sobre lo que ocurre en el CDUC

IRONMAN 703 Pucón

La Carrera Más Linda del Mundo es uno de los certámenes de triatlón más consolidados a nivel mundial. Cada año son miles lo que llegan a Pucón para ser parte de este evento IRONMAN. Nosotros nos estamos preparando con todo para vivir la versión 2019 del Herbalife IRONMAN 70.3 Pucón. Organiza el Club Deportivo Universidad Católica. Para más info sobre IM 70.3 Pucón, click aquí.


Agustín Oyarzún: “Pancho fue el culpable”

Headcoach del Team Adidas, deportista de dilatada trayectoria con una participación estelar en el Mundial de Ciclismo desarrollado en Italia el año 91´, pero a su vez, novato en el triatlón, debutante en la carrera de los hombres acero y víctima de la persuasión de Francisco Pérez-Bannen. Esta es la historia de Agustín Oyarzún, el entrenador de las estrellas.

¿Cómo te transformaste en el entrenador de las estrellas?
Esto partió el año 2013. Adidas me invitó a participar de un campeonato que se llamaba “Carrera de Naciones”. Era una carrera de duplas y las competencias eran en distintos países; Colombia, México, Argentina, Perú y Chile. Ahí se armó una muy buena relación con Adidas y después me dijeron: Cucho, ¿te gustaría echarnos una mano con el tema de unos embajadores que queremos invitar a participar en la Maratón de Santiago? Para que tú los puedas ayudar con los entrenamientos y más o menos asistir, darle algunos tips. Yo le dije: Dale, perfecto.

¿Por dónde comenzaste?
Primero hablé con el Polo Ramírez, él entrenaba con un keniata en ese momento y yo lo fui a ver. Al comienzo eran todos medios reacios porque en el deporte todos están acostumbrados a entrenar con su propio entrenador, entonces llegué con carita de pavo, empecé a hacer algunos entrenamientos y el Polo me preguntó si podía traer a un amigo. Vino el amigo, empezó a entrenar con nosotros y se fue dando una onda muy entretenida junto con todos los embajadores que estaban en esa época. Ese grupo fue cambiando de acuerdo a los perfiles, varios se fueron y varios llegaron.

¿Tu señora comparte tu misma pasión por el deporte?
Sí. Con la Cata, mi señora somos muy fanáticos del deporte, estamos buscando siempre nuevos desafíos y les vamos contando sobre nuevas aventuras a este grupo por si se animan. Al primer desafío no me apañaron, fue cuando cumplí 50 años y los invité a subir el Aconcagua. Hicimos la primera reunión y todos aceptaron pero al final ninguno subió (risas). Pero es esa misma motivación la que hace que se vaya sumando gente a este grupo, que es principalmente un grupo de amigos y ese es uno de sus mayores atractivos. Yo hago mucho deporte y muy variado. Tengo muchos amigos en el mundo del deporte entonces me invitan de todas partes. De repente unos amigos me dicen que vuelva al ciclismo, al mountainbike. Ahora estoy volviendo al rugby después de más de veinte años.

¿Toda la vida has sido deportista?
He hecho deporte toda la vida, desde el colegio jugué rugby, después hice ciclismo y luego cambié el ciclismo por el trote. Ahí estuve full metido en el running, conocí a mucha gente ligada al deporte y en esa misma época conocí a la Cata. Empezamos a darle duro al running hasta que ella tuvo una lesión muy grande de rodilla, ahí bajamos la intensidad de los entrenamientos. Hoy día trabajamos juntos y el nexo por el que empezamos en el triatlón, fue Pancho Pérez-Bannen. Pancho Perez-Bannen fue el culpable.

¿En qué momento se cruza el triatlón en tu vida?
El bichito por el triatlón partió justamente por Pancho Pérez-Bannen que corrió el IRONMAN 70.3 de Pucón. Él forma parte de nuestro grupo y durante mucho tiempo se preparó para la carrera. No estaba haciendo grabaciones y eso le permitía entrenar más. Él empezó a hablarnos del triatlón, entonces este año yo le dije: ya, vamos al triatlón. Él partió y a Polo ya lo había invitado la Católica, le habían ofrecido y yo lo apoyé, le dije: Yo te acompaño en este nuevo desafío. Así en cadena se fueron sumando el resto de los embajadores que a esta altura son todos amigos y todos correrán. Ya están equipados con bicicleta, el trisuit y los uniformes de XTERRA, que nos ha ayudado mucho. La idea es ayudarnos unos con otros y siempre en un ambiente deportivo que es muy transversal, donde siempre conoces gente muy buena y también está bueno dedicarle una hora a la actividad física, que es súper importante. Los embajadores han valorado mucho el trabajo que estamos haciendo e incluso ya arrendaron casa en Pucón. Eduardo de la Iglesia se encargó del arriendo y ahí nos vamos a quedar todos. Armamos un grupo muy entretenido que partió formando Adidas y que ahora agrupa a amigos. Yo los ayudo a gestionar cosas para que ellos no estén metidos en eso y ellos, por su parte ayudan promocionando los productos. Y es gracioso porque mi debut en el triatlón fue hace muy poco, en el IRONMAN 70.3 de Coquimbo cuando hice una posta y me tocó nadar. A un día de la carrera, no tenía traje de agua y nunca en mi vida había nadado en una competencia y Rodrigo Ballivián de XTERRA, esa misma mañana me prestó un traje y nadie entendía nada. En fin, ese fue mi debut, así que el desafío del IRONMAN 70.3 de Pucón será un gran desafío.

¿Cómo evaluarías este proceso?
Nosotros con la Cata, mi señora, somos como somos, como concierge, que en Estados Unidos es como un conserje que siempre te entrega buenos tips. Entonces al equipo les dije: Ya, les voy a presentar a la persona que nos puede ayudar con la alimentación, un bioquímico y ahora están todos trabajando con el bioquímico, todos han bajado de peso, todos están felices con él. Ese tipo de cosas, ellos las valoran y además mi casa funciona como centro de operaciones. Ellos van al departamento, se sientan en la cocina, entonces está el bioquímico atendiendo a uno, o llegan a probarse ropa, es muy relajado, es casa y la verdad yo a ellos nunca les he dicho, ni les he pedido favores, se ha dado como un verdadero grupo de amigos y los mismos embajadores van sumando gente al grupo, así conocí por ejemplo a Claudio Bustíos, a Eduardo de la Iglesia gracias al Polo. Los recibimos a todos como hijos, los tratamos de ayudar en todo lo que podemos y así se va armando el cuento.

 

Publicado por Valentina Faundez


Recientes


Tags


Archivos